NOMBRE GRUPO: EMBERÁ – WOUNA’AN


  

NOMBRE GRUPO: EMBERÁ – WOUNA’AN

Hoy en día, muchas personas buscan mejores condiciones de vida en las
ciudades buscando trabajo que pueda devengar un salario y así mejorar su estatus de
vida.
Otros: Se incluirá aquella información importante que no pueda ser
incluida en ninguno de los puntos anteriormente señalados.
El arma utilizado es un rifle o escopeta, los cuales han reemplazado al arco y
flecha. El uso de la cerbatana es histórica en esta área, pero no continúa al día de hoy.
Los habitantes de Chiman todavía las fabrican pero las usan muy poco. La cerbatana
es un arma tradicional, usada anteriormente para la guerra, pero hoy en día sólo se
utiliza para cazar pájaros y reptiles. El área del Rio Tado en Colombia parece ser el
área donde es más comúnmente fabricada y utilizada. Los dardos (bodoquera) para la
cerbatana son envenenados con dos tipos de veneno, vegetal y animal.
Vegetal
Pakurú niara proviene de Perebea naucleopsis o posiblemente Oreoidea de la
familia Moraceae. Primero se hace un pequeño corte en la parte de abajo del tronco
para recolectar la savia, la cual es blanca en un principio y se torna negruzca al
permanecer en reposo. La savia es cocinada por un largo tiempo sobre un suave
fuego, luego este veneno se restriega sobre los dardos y los mismos se ponen a secar
al sol.
Animal
El veneno se obtiene de la piel del sapo Dendrobates Eenctorious. El
procedimiento consiste en poner el sapo en un palo sobre el fuego. La secreción que
libera contiene veneno. Los dardos son preparados rozándolos contra la parte de la
piel del sapo que produce el veneno. Los Emberá Wouna’an atribuyen sus victorias en
guerras contra los Kunas a esta arma y al veneno animal.
La construcción de la canoa es una labor masculina utilizando cedro amargo
(Cedrella mexicana), cedro espinoso (Bombacopsis fendleri) y Kigua negro
(Necsandra sp.)
La manufactura de la canoa es hecha con pico (adze) y hacha. Tienen una
longitud de 13 pies y un ancho de 3-4 pies. También tienen piraguas de hasta 40 pies
de largo para transportar los plátanos. Los remos son hechos de una pieza de madera
seca. La lámina es lanceolate y tiene una prominencia longitudinal que incrementa su
resistencia y su efectividad. Cuando es necesario, usualmente llevan un poste largo
para empujar la canoa.
La vestidura masculina es reducida en el guayuco – una pieza delgada de ropa,
atada por una soga que va alrededor de la cintura y que cubre el pene. Cuando visitan
los pueblos, usualmente visten camisa y pantalón estilo europeo. La vestidura
femenina consiste en una falda envuelta alrededor del cuerpo (paruma), varios collares
y el pecho descubierto.
En ceremonias sociales y festividades, se atan alrededor de las caderas que
sostiene el guayuco bien fuerte, un adorno hecho con numerosas sogas tejidas con
creaciones multicolores colocados en forma de dibujos y figuras. También cruzan
varias de estas cadenas en sus pechos. Todo esto es hecho de ornamentos de
plata, monedas, brazaletes, coronas, aretes, etc. Ellos no hacen sus propias joyas.
El Emberá-Wouna’an también utiliza pintura facial y corporal de los vegetales y
de la fabricación industrial. La tinta de los vegetales es obtenida del jagua (Genipa
americana) (chiparrá) y del achiote (Bixa orellana). La parte que cubre el jagua es
pelada con un cuchillo, la pulpa se tritura y el material obtenido es amasado a mano
para extraer los jugos. La madera de balsa es quemada y el carbón que se saca se
hecha en el jugo para que actúe como un estabilizador. El resultado de la pintura es
casi negro.
Fuente: NOMBRE GRUPO: EMBERÁ – WOUNA’AN
INFORMACIÓN PRINCIPAL
DESCRIPCIÓN DE LA CULTURA DEL AGUA
COSMOVISIÓN
Mitos y leyendas u otros relatos

Región Andina Colombiana La rima más frecuente en la copla folclórica


  

Región Andina Colombiana

La rima más frecuente en la copla folclórica es consonante, es decir, que suena
igual la sílaba terminal en los versos segundo y cuarto (rezo y tezo, en el primer
ejemplo).
En contadas ocasiones la rima no es consonante sino asonante, es decir, suena
no igual sino parecido al oído, así:
Me gusta bailar con Lola
porque Lola baila bueno;
Lola se deja llevar
como caña pal ingenio.
De manera que la copla folclórica o “canta” popular ha de tener siempre cuatro
versos que riman al segundo con el cuarto y en forma consonante, de preferencia;
ha de expresarse en lenguaje rustico y no académico y ha de tener “gracia” para
que se fije en la memoria del oyente. Gracia picaresca, irónica, humorística o
filosófica.
Ejemplos de las coplas de la Región Andina:
Los negros de Barbacoas
cuando se ponen camisa
parecen plátano asao
revolcao en la ceniza.

Tibiritá es una loma
Guateque es una planada;
por jalta diunos helechos
no le truje la cuajada.

Al pasar el cementerio
me dijuna calavera:
lo que a yo me sucedió
eso le pasa a cualquiera.

Tres cosas hay en el mundo
que no se pueden cuidar:
una cocina sin puerta,
la mujer y un platanar

Yo no soy de por aquí,
yo soy de Capitanejo
no me creció más el coto
porque no alcanzó el pellejo.

Mi compadre se murió
allá abajo en la quebrada:
yo no lo vide morir
pero vide la chulada.

Por esta calle a lo largo
tengo que pasiarme un poco,
vagamundo a lo Siavita,
pícaro a lo Somondoco.

Llegando a Chinquinquirá
me tocó peliar con diez;
no les pegué sino a nueve
por ser la primera vez

Variedades de la Copla
La bamba es una sucesión de coplas con un verso de pie forzado, es decir, igual
en toda la serie; por ejemplo, las bambas del armadillo:
Esto dijo el armadillo
subido en un arboloco:
apuren con el almuerzo
quel desayuno fue poco.
Esto dijo el armadillo
pasando por el cuartel:
si no fuera por la cuzca
yo servía pa coronel.
Los relatos son historias en verso generalmente en forma de poemas típicos o
serie de coplas.
Los corridos son, como su nombre lo indica, narraciones continuas de coplas.
Hay también poemas típicos que se distinguen por el léxico o lenguaje rústico.
Algunos ya han recibido música de bambuco.

Fuente: Región Andina Colombiana
Convenio 1412/2007
Ministerio de Cultura
Fundación Taller de Arte Junior