Guía turística del Valle del Cauca, Colombia: Deportes y aventura


Guía turística del Valle del Cauca, Colombia
Deportes y aventura
Una de las ventajas de esta bella región es su variada oferta turística. Valles, montañas, cascadas, ríos, riachuelos, quebradas, cañones, vientos constantes y variedad de paisajes la privilegian para el paseo, la contemplación y la práctica de deportes y actividades de aventura durante todo el año. Vivir la naturaleza con un poco de aventura, riesgos controlados y equipos técnicos confiables; disfrutar de la vista natural con la ayuda de una infraestructura naciente para la realización de actividades como cabalgatas, recorridos en bicicleta, parapente, rappel, escalada, canopy, pesca deportiva, balsaje, neumating, kite surf, wind surf, sky, navegación en veleros y careteo y buceo, que se realiza en las playas de Negritos en Ladrilleros, caserío del municipio de Buenaventura, forman un interesante mosaico de actividades al aire libre para aficionados y expertos.
Cali, la capital salsera de Colombia, cuenta con una gran infraestructura comercial y de servicios. Tiene 19 centros comerciales localizados en los cuatro puntos cardinales de la ciudad, allí se encuentran tiendas de reconocidos diseñadores de ropa, de joyas y artesanos.
Con su clima cálido, la experiencia de sus profesionales especializados y una moderna infraestructura hospitalaria, se ha convertido en uno de los destinos más importantes del turismo de salud.
La cuidad tiene una red de instituciones de salud para prestar servicios con personal altamente calificado, estándares internacionales y tecnología de última generación. Allí se realiza un alto número de procedimientos quirúrgicos y clínicos para pacientes de distintas partes del mundo.
Existen planes de recuperación en centros especializados y convenios con hoteles y haciendas adecuados para este servicio
Los vallecaucanos se caracterizan por su espíritu festivo, circunstancia que los ha llevado a realizar las mejores ferias del país. En el calendario de fiestas de los 42 municipios del Valle se realizan festejos a lo largo de todo el año. En Cali se destacan la gran Feria de Cali y la temporada Taurina, el Campeonato Mundial de Salsa, el Festival de la Marimba, el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez y la conmemoración de la Semana Santa entre otros, que cada día cobra mayor relevancia. En otros municipios sobresalen el Festival de Música Andina Mono Núñez de Ginebra, el Festival Internacional de Danzas de Guacarí, el Festival de Bandola y Sevijazz en Sevilla, el Festival Internacional de Coros Corpacoros, el Panorámica de Cali
Ferias y fiestas.
Encuentro Internacional de Historias y Leyendas en Buga, el Festival de Cine Toro, en Toro; Expo Bordados en Cartago y más de 260 ferias y fiestas en todo el departamento.
Entre los actos de fe está la Novena o Rogativas al Señor de Los Milagros en Buga, que convoca a miles de feligreses de todas partes del mundo, en el mes de septiembre.
Para los turistas interesados en otro tipo de actividades, el Valle también cuenta con festivales de música autóctona o de inspiración campesina, en los cuales el labriego templa las cuerdas de su guitarrón para expresar su sentimiento a la manera de los grandes maestros.
Fuente: Guía-valle-del-cauca-pdf

San Onofre Sucre


San Onofre, municipio colombiano situado en el departamento de Sucre. Tiene una temperatura media de 28 ºC. Sus actividades económicas son la agricultura, la ganadería y la pesca. Se encuentra a orillas del mar Caribe. Población (1993), 38.931 habitantes.
Fuente: Enciclopedia Encarta 2.006

FOLCLOR DE LA REGIÓN CARIBE.


FOLCLOR DE LA REGIÓN CARIBE
Mitos y supersticiones: todos tenemos creencias a través de las cuales
expresamos sentimientos y de estas se crean los mitos tratando de explicar
sucesos del más allá, nuestro origen, el por qué de nuestra existencia.
Recordemos que el mito son presencias abstractas humanas, semihumanas o personificaciones de seres de la naturaleza circundante, tiene un significado
especial o contenido histórico a manera de dictado de una ley, de una norma
de vida en las relaciones con la naturaleza, de una experiencia social o de
una lección práctica; el mas conocido en esta región es la Bramadora o
Bracamonte que es un baladro o bramido que espanta a los ganados en las
cercanías del monte y anuncia las pestes de los hatos. Como se le atribuye
la muerte de las reses, las personas utilizan para contrarrestarlo una calavera de
vaca que, ensartada en un palo, se coloca mirando hacia el monte más cercano,
de donde se supone que ha salido.
Las supersticiones son creencias profanas, es decir no religiosas en su fuente
y se relacionan con hechos o fenómenos establecidos fuera de los prospectos
eclesiásticos y que no se explican a la luz de la ciencia.
En algunos casos son relacionados también como agüeros.
Algunos de ellos son:
Cuando se ahoga alguien, para encontrarlo rápidamente, colocan en el río un
plato con una cela encendida en el sitio donde creen se ahogaron si el plato
se hunde ahí se encuentra el cuerpo.
Que en tiempo de invierno si hay una gran cantidad de mosquitos la peca será abundante en verano.
Que en tiempo de verano cuando canta un ave que llaman “Carrao” es porque
el verano será largo.
Voltear la escoba: se dice que cuando una visita fastidia más de la cuenta, se
voltea y se coloca detrás de la puerta aquel detalle se convierte en un “arte de
magia” y hace que la persona o visita se vaya pronto. Dicen que es
“milagroso”, que no falla.
Fuente: FOLCLOR DE LA REGIÓN CARIBE.
PDF created with pdfFactory Pro trial version www.pdffactory.com

Parque nacional Catatumbo-Bari


Parque nacional Catatumbo-Bari, parque nacional colombiano situado en la jurisdicción de los municipios de Convención, El Carmen, San Calixto, Tibú y Teorama, en el departamento de Norte de Santander.
El parque, que fue creado para proteger un enclave de bosque húmedo tropical y los asentamientos de las comunidades indígenas barí, limita con el río Intermedio al norte; con los ríos Oro, Tomás, Brandy, San Miguelito y Micas al este; Catatumbo, Indio y Batuina-Boki al sur; y con las quebradas Plataneras, Camino Korro Kayra y Soyo Kayra por el oeste. Lo bañan los ríos Batuiana-Boky, Batuy-Boky y Bakdrán-Boky que desembocan en el Catatumbo.
Con un área de 158.125 ha, su territorio, que oscila entre los 200 m y los 1.800 m de altitud, se extiende sobre la vertiente oriental de la serranía de Perijá, formando profundos cañones y escarpadas montañas, con afloramientos rocosos, semejantes a los tepuy, y con una serie de colinas fragmentadas por la acción de los ríos.
Su temperatura media anual oscila desde los 17 °C, en las cimas de los cerros, hasta los 28,5 °C, en las zonas bajas. El promedio anual de precipitaciones se mueve entre los 1.200 y los 2.000 milímetros. La zona se caracteriza por una extraordinaria dinámica de insolación, evaporación, vientos y lluvias que desencadenan un fenómeno que se conoce con el nombre de ‘relámpago del Catatumbo’.
La selva higrofítica, o higrófila, del piso térmico cálido muestra una gran complejidad de vegetación, en la que destacan especies como el caracolí, el indio desnudo, el sande, el carbonero, la ceiba, el hobo, la fruta de burro, el balso y el laurel cascarillo. En la selva de clima templado sobresalen la piña de gallo, la guadua, los cámbulos, el arboloco nacedero, el tachuelo, el guayacán, el chachafruto y el cedro.
Se registran, además, cerca de 545 especies y subespecies de aves, entre las que cabe citar: la perdiz de monte, el garzón, el águila, la guacamaya, el perico, el colibrí y la cotorra. Entre los mamíferos se encuentran el oso andino o de anteojos, el venado soche, el murciélago pescador, la danta, el cerdo salvaje y la guagua. En cuanto a los reptiles, el parque cuenta con ejemplares de caimán agujo.
El área está habitada por indios yuko-yukpas (familia linguística karib), dobokubis (familia lingüística chibcha) y alrededor de 500 barí. Durante la colonia se los llamó motilones, porque llevaban el pelo recortado. Los yuko son conocidos como los pigmeos americanos por su reducido tamaño, nunca superior al 1,30 m de altura.
Fuente: Enciclopedia Encarta 2.007

Valle del Cauca Turístico


Valle del Cauca Turístico
La alegría innata de los vallunos, la belleza de sus mujeres, el verde permanente del destino, sus selvas y sus montañas le imprimen al departamento unas características excepcionales. Su riqueza ecológica es la invitación para el turista. Es una de las regiones de Colombia en donde interactuar con la naturaleza es fácil y especial
Ecoturismo
Gracias a su posición geográfica y su variedad de climas, el Valle del Cauca es rico en flora y fauna, paisajes variados y abundancia hídrica que tiene como eje el majestuoso río Cauca y el mar Pacífico. Sus pisos térmicos sustentan un esquema de diversidad que provee alternativas para la realización de actividades ecoturísticas entre cascadas, miradores, reservas, senderos ecológicos, ríos que van de la mano en muchos casos con procesos de recuperación y preservación de suelos, fuentes hídricas y especies vegetales y animales, complementados con programas de educación ambiental.
El Pacífico vallecaucano es el lugar ideal para el avistamiento de las ballenas jorobadas o yubartas, que de junio a octubre lo visitan. En esos cuatro meses, se tiene el privilegio de ver salir a la superficie más de 800 ejemplares que, anualmente migran desde la Antártida (sur del continente americano) y terminan en Bahía de Málaga, lugar de cálidas aguas, propias para su reproducción.
La extensión de la cordillera Central, sus bosques secos y de niebla; sus páramos, lagunas y una exuberante zona costera propician el anidamiento de 818 especies de aves, cifra equivalente al 44,7 por ciento del total del país. Entre los sitios aconsejables para la observación deaves se encuentran: la Reserva Natural Laguna de Sonso, en Buga; Reserva Forestal de Yotoco y el Jardín Botánico Juan
El Valle es denominado El destino espiritual de América por sus celebraciones religiosas. La ciudad de Guadalajara de Buga y su Santuario del Señor de los Milagros, la monumentalidad e imponencia de las iglesias y capillas, las procesiones tradicionales y las ceremonias eclesiásticas le dan vida a una de las rutas religiosas de mayor relevancia mundial.
Miles de feligreses suelen recorrer este destino religioso en el que, además del Señor de los Milagros, pueden visitar diferentes lugares declarados Patrimonio Cultural o Arquitectónico, como El Divino Ecce Homo, en Ricaurte; la Virgen de la Pobreza, en Cartago; la Capilla del Overo, en Bugalagrande; la Casa Cural, en Guacarí; la Ermita de las Lajas, en La Unión; la capilla doctrinera de San Juan Bautista del Bohío, en Toro; la Ermita de Nuestra Señora de Chiquinquirá, en Roldanillo; la iglesia de San Luis Gonzaga, en Sevilla; la iglesia o catedral de Nuestra Señora del Palmar, en Palmira; el Santo Aparecido, en Tuluá; y en Cali, la ciudad capital, sus iconos nacionales como la capilla y monumento de La Merced, la iglesia de San Francisco y su torre mudéjar, la catedral de San Pedro, la capilla de San Antonio y la iglesia La Ermita -uno de los símbolos de la misma ciudad-.
La cultura tiene su principal exponente en el Museo Rayo de Dibujo y Grabado Latinoamericano, creado en 1981 en el municipio de Roldanillo por el reconocido artista Ómar Rayo -fallecido en junio de 2010. Y prácticamente en todas las rutas se encuentran museos de diferentes temas históricos, religiosos, culturales y de vivencia popular.
Historia y culturaMaría Céspedes en Tuluá, el Jardín Botánico y el ecoparque del río Pance, en Santiago de Cali.
Fuente: Guía turística del Valle del Cauca
Vive Colombia, Colombia es Pasión