Complejo Cruz Verde – Sumapaz

 
Complejo Cruz Verde – Sumapaz
Distrito páramos de Cundinamarca
Aspectos socioeconómicos y culturales

Las principales actividades productivas realizadas en el complejo de páramos de Sumapaz son la agricultura, la ganadería y la explotación ocasional de minería como recebo para el mantenimiento de carreteras de la región. Los principales productos agrícolas son papa, arveja y haba, seguidos de otros productos de subsistencia como ce
bolla, papa criolla, cubios, maíz y algunas frutas. La segunda actividad económica es la ganadería, cuya producción está orientada al engorde y la extracción de leche para la fabricación artesanal de quesos. El ganado es principalmente vacuno, tipo cruce de
normando con holstein, en las zonas altas, y pardo suizo en las zonas bajas (UAESPNN, 2005d).
De acuerdo con el Diagnóstico local con participación social (Secretaría de Salud, 1998), la localidad 20 de Sumapaz del Distrito Capital tenía 2.373 habitantes y 531 familias agrupadas en los corregimientos de Betania, San Juan y Nazareth, los
más densamente poblados.
Dentro del Plan maestro de abastecimiento de agua para Bogotá se ha diseñado el Proyecto Sumapaz, basado en estudios prospectivos realizados con anterioridad a la situación de emergencia que actualmente vive la ciudad, el cual proyecta que la
solución más conveniente, a mediano y largo plazo, es la construcción de un sistema de embalses en el páramo del Sumapaz (UAESPNN, 2005d).

Acciones para el manejo y la conservación

Mediante el Acuerdo Nº. 14 del 2 de mayo de 1977, la Junta Directiva del Instituto Nacional de los Recursos Naturales Renovables y del Medio Ambiente (Inderena) reservó, alinderó y declaró el PNN Sumapaz con un área de 154.000 ha. El objeto
de su creación es la conservación de la flora, la fauna, las bellezas escénicas, los complejos geomorfológicos, las manifestaciones históricas o culturales, con fines científicos, educativos, recreativos o estéticos. Para cumplir este objeto el Ministerio de
Agricultura, mediante la Resolución Nº. 153 del 6 de junio de 1977, aprobó dicho acuerdo.
La Unidad de Parques Nacionales presentó el Plan de manejo del PNN Sumapaz (2005) y en él definió como objetivos de conservación los siguientes: los arreglos ecosistémicos de superpáramo, páramo húmedo y bosque andino del macizo de
Sumapaz; los sistemas hídricos relacionados con las cuencas altas de los ríos como oferentes de servicios ambientales para el Distrito Capital, Cundinamarca y el Meta; y los escenarios paisajísticos de valor histórico y cultural del macizo de Sumapaz.
Por otra parte, el Plan de ordenamiento territorial de Bogotá (POT) (Alcaldía Mayor de Bogotá, 2000) fija normas de conservación para estas zonas de alta fragilidad ecológica.
Fuente: www.paramo.org

Universo Arhuaco


  

Universo Arhuaco

“Nuestro pensamiento es universal, porque abarca cuanto existe es decir lo visible y lo invisible, los grandes misterios que encierra la naturaleza y que hasta ahora, el hombre no sabe, pues todo lo lleva a la química y a las ciencias, pero ignora que todas las cosas tienen su espíritu, inclusive las plantas, las piedras, todo esto conforma un pensamiento que va al universo, unido todo como un respiro, como un aliento. Este es un pensamiento que no lo he inventado yo, sino que tiene miles de años.”
Mamo Zeukukuy (Norberto Torres)
Kankurwa Manchukua
En junio de 1997, en el marco del VII Festival Internacional de Poesía en Medellín, PROMETEO editó y presentó el libro Universo Arhuaco, conformado por un cuerpo de textos escrito por los propios indígenas arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta. Este libro, que presentamos a los lectores de nuestro Home Page en Internet, expresa la visión del Universo, no mediada por antropólogos, de una comunidad aborigen
colombiana que ha resistido durante cinco siglos, muy cerca de sus dioses, la acción corruptora de la civilización sobre la vida y los mitos.
Las personas e instituciones en el mundo interesadas en contribuir al desarrollo exitoso de su acción de recuperación de tierras en la Sierra Nevada de Santa Marta, que protege su cultura, pueden dirigirse a: Jesús Ortiz, apartado aéreo 478, Manizales, Colombia.
Presentación
El contenido de esta edición ha sido recopilado de común acuerdo con varios Mamos o autoridades tradicionales de la comunidad Ijka o Arhuacos de la Sierra Nevada de Santa Marta, interesados en divulgar su pensamiento ancestral y hacer un llamado al Bunachu (hombre blanco) y al gobierno nacional sobre sus necesidades prioritarias que les permitan seguir cumpliendo su misión de preservar el equilibrio del mundo.
Es tan escaso el conocimiento y el estudio de nuestros pueblos indígenas, que hoy no tenemos siquiera inventariado su legado cultural, pues muchas comunidades han desaparecido totalmente o han sido asimiladas por "aquellas niveladoras del espíritu con que nos amenazan las grandes potencias" (G. Reichell Dolmatoff).
A las puertas de un nuevo milenio, es necesario que conozcamos los elementos con que está hecho nuestro país, nos despojemos del culto por todo lo ajeno a lo nuestro y valoremos con respeto y admiración el conocimiento de nuestros sabios Mamos como hacemos con los clásicos de distintos pueblos de la tierra.
Los diálogos, mensajes, entrevistas y documentos de los Mamos representan una fortuna para nuestro país y el mundo ya que son la expresión de quienes podemos considerar "un gran recurso humano irremplazable", "poseedores de una gran sabiduría profunda y llenos de luz, de fortaleza y humildad para interpretar todo lo que el hombre considera difícil".
Divulgar este pensamiento tradicional es un gran aporte para las nuevas generaciones, puesto que las publicaciones existentes sobre las comunidades de la Sierra Nevada de Santa Marta son desconocidas en su mayoría y se han realizado bajo la mirada de la ciencia occidental por parte de arqueólogos, científicos, geógrafos, etnólogos, exploradores, periodistas, europeos y norteamericanos, y unas pocas reseñas de antropólogos colombianos en revistas especializadas.
Al contrario del material bibliográfico y gráfico existente, el contenido de esta edición no está hecho bajo los parámetros de las distintas escuelas antropológicas, etnográficas, etc, que se limitan cuando más a realizar una descripción, sino que contiene el pensamiento vivo de los Mamos y la imagen que tienen de este mundo, el cual se suma
al libro editado en 1978: - Los indígenas Arhuacos y "La vida de la civilización" - escrito por el indígena de esta comunidad Vicencio Torres Márquez .
"Yo estaría dispuesto a colaborarles de verdad verdad si ustedes se enfrentan a esa gran realidad que se está viviendo en la Sierra Nevada de Santa Marta", manifestó el Mamo Aruvan Zeinenkua (Otoniel Mejía Izquierdo) en su Kankurwa de Kurina. Compartiendo también este empeño que servirá de memoria y contribuirá al diálogo de las comunidades de la casa sagrada para fortalecerse en su esfuerzo fundamental de recuperar las tierras demarcadas por la Línea Negra, o Línea Científica se encuentran los Mamos: Zäreymakú (Juan Marcos Pérez, Mamo Mayor de la Kankurwa Mamingeka); Dwinimaku (Mamo Manuel Chaparro, Cabildo Central -Nabusamake); Zarey Maku (Mamo Karmen Pérez Kamkurwa Kasigua en Moroto); Zeukukuy (Mamo Norberto Torres); Kankurwa Manchucua; Bunchanawin (Mamo Jesús Izquierdo, Pueblo Bello); Arwa Viku (Mamo Crispín Izquierdo Torres Santuario de Tigrichama); Mamo Francisco Zalabata, (La Pradera Comisión de ordenamiento territorial); Avinteiru, (Mamo Juan Bautista Villafaña).
Al pensamiento de los citados Mamos le acompaña un homenaje a los líderes desaparecidos o "Mamos Renacidos" entre ellos tres de los asesinados en 1990: Angel María Torres, Hugues Chaparro y Bunkua Nabingumwa, Mamo Luis Napoleón Torres, de quien se publica una entrevista inédita facilitada generosamente por estas gentes de pensamiento.
También se reproduce el documento firmado en agosto de 1982 que puso término a la presencia de la misión capuchina establecida desde 1916 en Nabusimake (Lugar donde nace el sol) bautizada por los misioneros como San Sebastián de Rábago y el documento de la "conformación del Consejo Supremo de Mamos de la Casa Sagrada de la Sierra Nevada de Santa Marta -COSMOS- realizado en Avintukua en junio de 1995.
Con esta edición tratamos de contribuir de manera humilde, al reconocimiento de nuestros "hermanos mayores", que nos ayude a vencer el desconocimiento existente de la sabiduría que se guarda en el corazón del mundo, la Sierra Nevada de Santa Marta, a valorar sus enseñanzas como guías para mantener el equilibrio planetario, aportar a la búsqueda de nuestras raíces culturales y brindar una excelente información para interesados y académicos.
El diseño gráfico lleva las ilustraciones realizadas en carboncillo por parte del gran amigo y excelente artista Mario Montoya.
El trabajo concerniente a la interpretación y traducción se realizó con la colaboración de varios hermanos mayores y la recopilación, transcripción y redacción definitiva de los textos gracias a la fuerza y a la luz que brinda el áyu y el yóburu.
Esto es lo que pienso y lo que transmito. Jesús Ortiz Rodríguez.