Vídeos con temas del Blog

Loading...

Sikuani, entrañables defensores de su territorio Entre los siglos XVII y XVIII

Resultado de imagen para cultura sikuani   Resultado de imagen para cultura sikuani

Sikuani, entrañables defensores de su territorio
Entre los siglos XVII y XVIII hubo una reorganización espacial y poblacional en los Llanos
Orientales, pues la región fue encargada a órdenes religiosas jesuitas, franciscanas, agustinianas y dominicas, que redujeron y adoctrinaron a los indígenas mediante la fundación pueblos, el estudio de las lenguas de los indígenas, formación de vocabularios y la traducción de catecismos. De este modo, la acción misionera modificó el sistema de intercambio y asentamiento indígena, introduciendo nuevas formas de concebir el territorio, la propiedad y las creencias religiosas. Todo ello, sumado a las enfermedades, la prohibición de la caza y pesca, del uso de la lengua, ocasionó el descenso
demográfico del pueblo Sikuani y el debilitamiento de su cultura (Martínez, 2008).
Los Sikuani fueron una etnia bastante renuente al contacto con los extranjeros que llegaron a la región desde el siglo XVII, su condición nómada les permitió resistir a los intentos de reducción por parte de los misioneros. Sin embargo padecieron incursiones de portugueses y holandeses que buscaban esclavos para comerciar en las Guayanas o en las plantaciones del Brasil (Martínez y Suárez, 2008).
A finales del siglo XVIII entraron a los llanos los colonos, “libres” y mestizos por las nuevas políticas de segregación de la Nueva Granada, lo cual acabo con los resguardos y desplazó un gran número de población hacia la región. El crecimiento de la población generó conflictos entre el pueblo Sikuani y colonos, lo cual provocó la huida de los primeros llano adentro y permitió la consolidación de blancos y mestizos en los territorios ancestrales del pueblo. A partir de este momento se generó el mestizaje cultural, lo cual sentó las bases de la sociedad llanera.
En la época de la Independencia y en el periodo Republicano, a finales del siglo XIX y comienzos del XX, el llano comienza una época de colonización ocasionada por la situación interna del país, lo cual involucró a las comunidades indígenas:
Para el siglo XIX, el pueblo Sikuani debieron afrontar una nueva oleada de colonización, pues el estado republicano buscó reducir a los “indígenas errantes” a poblados, razón por la cual les asignó tierras de dominio individual o familias, estableció colegios de misiones y amplió los resguardos de los pueblos que tuvieran; para ello, delegó a las autoridades religiosas la misión de civilizar y capturar las tribus indígenas nómadas.
Tras la independencia y el establecimiento de la República se implantaron en el territorio Sikuani grandes haciendas ganaderas y compañías extractoras de recursos naturales.
Los territorios comenzaron a tener dueño a través de hatos, haciendas, fundos y fincas, y se invadieron los territorios ancestrales indígenas sin ningún control y el medio ambiente se comenzó a transformar de acuerdo a los intereses de los colonos. Ante esta situación, el pueblo Sikuani reaccionó atacando las haciendas y poblaciones, a lo cual los colonos respondieron exterminando a los indígenas. En ese momento se introdujo el término de “guahibiar”, para describir la práctica generalizada de cacería de indios, la cual se mantuvo en los llanos hasta mediados del siglo XX.
A mediados del siglo XX, debido las políticas de la Reforma Agraria se acabó de invadir los territorios ancestrales del pueblo Sikuani, catalogados como tierras baldías (tierra de nadie) porque aparentemente se encontraban deshabitados, no se les reconoció la posesión de éstos porque no se encontraban en asentamientos permanentes a causa de su tradición nómada o seminómada. En este proceso, los colonos se adueñaron de varios territorios Sikuani, los cuales quedaron reducidos a pequeñas parcelas, y los indígenas antes propietarios quedaron sujetos a trabajos como jornaleros. No hubo leyes a favor del indígena, ni un Estado protector, ya que aun estaba en construcción la política
de integración nacional. A la vez, la época de la Violencia de los años 50 fomentó la migración a los llanos como territorio de refugio, ocasionando el desplazamiento de los indígenas de la región (Jiménez, s.a.).
En la década de los 80 comenzó la exploración y la explotación petrolera de Caño Limón, lo cual nuevamente redujo los territorios Sikuani. En términos generales la historia del pueblo Sikuani ha estado asociada a la incursión colonizadora y el despojo de las tierras ancestrales causando la ruptura de los lazos culturales de identidad.
La historia reciente del pueblo Sikuani no ha cambiado significativamente en cuanto a las violaciones a sus derechos y la profanación de sus tierras consideradas sagradas.
Durante este siglo se han visto sometidos al despojo sistemático de sus tierras por partede los terratenientes y actores armados al margen de la ley, que ejercen control ypresencia en ellas. La comercialización de productos e intromisión de agentes desestabilizadores han agudizado su debilitamiento cultural.

Fuente: Ministerio de Cultura
República de Colombia
Sikuani, entrañables defensores de su territorio
Dirección: Carrera 8 N° 8-43. Conmutador: 3424100. 
Línea gratuita (018000) 913079.
Correo electrónico: servicioalcliente@mincultura.gov.co. 
Internet: http://www.mincultura.gov.co

Bogota - Como llegar

Resultado de imagen para bogota   Resultado de imagen para bogota

Cundinamarca - Colombia - Guía Turística
Generalidades
Bogotá
7.000.000 habs. 2.640 m. s. n. m.
14 °C promedio
Latitud 4°36’norte, y longitud 74°04’oeste

Cómo llegar
A la capital colombiana se puede arribar por vía aérea, por medio del Aeropuerto Eldorado, desde donde operan vuelos nacionales e internacionales. También por vía terrestre, usando las diferentes carreteras que comunican a la capital con las regiones del país.
Por aire
A Bogotá se llega por el aeropuerto más grande e importante del país: Eldorado, ubicado al occidente de la ciudad, en el extremo de la avenida El Dorado, también conocida como Calle 26. Allí se concentra la mayor parte de operaciones, llegada y salida de vuelos nacionales e internacionales, y sus conexiones. Desde Eldorado operan los vuelos internacionales de Avianca y los nacionales e internacionales de las demás aerolíneas; desde el terminal anexo, Puente Aéreo, operan exclusivamente las llegadas y salidas nacionales de Avianca.
Por tierra
Para quienes visitan la ciudad, llegar o salir es muy fácil. Por el norte se encuentra la autopista Norte, que comunica con algunos municipios de Cundinamarca, Boyacá y Santander. En el extremo opuesto
se ubica la autopista Sur, que conduce a los departamentos del Tolima, Quindío y Valle, o a la Costa Pacífica, entre otras regiones del suroccidente del país, incluso hacia Ecuador. Por el noroccidente, la autopistalos departamentos de Antioquia y Caldas. También es una alternativa de salida hacia la Costa Caribe por la troncal del Magdalena Medio. Para viajar a los Llanos de la Orinoquia es preciso tomar la salida por el oriente de la ciudad.
El Terminal de Transporte Terrestre se encuentra ubicado al occidente de la ciudad, en el sector de Ciudad Salitre; desde allí, empresas intermunicipales ofrecen rutas a todos los destinos nacionales y algunos de Suramérica. Se encuentra dividido en cinco módulos de colores: amarillo, sur del país; azul, oriente y occidente; rojo, rutas hacia el norte del país y destinos hacia Suramérica; verde, servicio de taxis interdepartamentales; morado, llegada de pasajeros y abordaje de taxis y de vehículos de servicio urbano. Recientemente fue inaugurado un segundo terminal de transportes terrestres en el sur de la ciudad, que ofrece servicio para destinos en el sur del país.
Cómo movilizarse en Bogotá
Trasladarse de un sector a otro en Bogotá es muy fácil, gracias a los diferentes medios de transporte público. Uno de ellos es el sistema metropolitano de transporte masivo, Transmilenio, una red de buses articulados que presta el servicio desde los portales, y recoge y deja pasajeros únicamente
en sus estaciones a lo largo de la ruta. Además, a los diferentes portales llegan buses alimentadores, procedentes de sectores colindantes a dichos terminales.
También es posible tomar el servicio de transporte público colectivo y sus más de 498 rutas, cubiertas por buses, busetas, colectivos o microbuses. Más de 50.000 taxis autorizados prestan servicio en la
ciudad. Al subir a un taxi, el conductor debe activar el taxímetro, instrumento digital que marca las unidades que le determinan al pasajero la tarifa exacta por pagar, de acuerdo con la distancia y tiempo del recorrido.
Es importante tener en cuenta que en Bogotá rige una restricción al tránsito de vehículos entre semana, conocida como ‘Pico y Placa’, que prohíbe la circulación de carros dos días por semana, de acuerdo con el último número de la matrícula.
La restricción opera de lunes a viernes, entre 6:00 a. m. y 8:00 p. m.
Muchos ciudadanos o visitantes eligen la bicicleta como un medio de transporte, gracias a la facilidad que prestan los 344 km de ciclorrutas en diversos sectores de la ciudad.
Clima
La ciudad cuenta con una temperatura promedio de 14 ºC, que puede variar entre 8 ºC y 20 ºC, dependiendo de la época del año. Con el cambio climático, los ciclos de tiempo seco y lluvias han cambiado mucho, de manera que antes de viajar es preciso enterarse del clima; sin embargo, es común tener días de intenso sol y noches de mucho frío o lluvia.
Historia
Los muiscas fueron los primeros pobladores de estas tierras. Con la llegada de los españoles, la ciudad de Santafé fue fundada en 1538 por Gonzalo Jiménez de Quesada. Desde entonces fue la capital del Nuevo Reino de Granada, cuyo gobierno se confió en 1550 a la Real Audiencia.
Fue sede de numerosas órdenes religiosas fundadoras de conventos y centros educativos. Durante la época de la Colonia contó con importantes instituciones de educación superior que aún existen. Desde 1740, Santafé fue sede virreinal, carácter que conservó hasta el fin de las guerras de Independencia. En 1783 fue el epicentro de la Expedición Botánica, bajo la dirección de José Celestino Mutis.
Uno de sus importantes aportes fue la construcción del Observatorio Astronómico Nacional, entre 1802 y 1803.
La ciudad también fue escenario de la Independencia del 20 de julio de 1810.
Luego de las guerras de Independencia, en 1819 acogió al Libertador Simón Bolívar como primer presidente de la República de Colombia. Durante ese mismo año cambió su nombre por Bogotá y en
1821 se eligió como capital de la nueva República. Entre 1850 y 1859 se desarrollaron las actividades investigativas de la Comisión Corográfica a cargo de Agustín Codazzi, dirigidas a indagar la historia,
geografía, cartografía y economía de las diversas regiones del país.
A partir de 1882 se inició aquí la construcción de la red de ferrocarriles, obra que le permitió conectarse con el resto del país. El 9 de abril de 1948, con el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, ocurrió el denominado Bogotazo, un episodio histórico que tuvo gran repercusión en lavida política y social del país. Durante el gobierno de Gustavo Rojas Pinilla (1953- 1957) se inició la era de la televisión, se construyó el Aeropuerto El dorado, entre otras grandes obras de infraestructura.
A principios de 1960, Bogotá ya era una ciudad moderna. En 1973 su población llegaba a los 2.500.00 habitantes.

Fuente: Cundinamarca - Colombia - Guía Turística

Guía Boyaca Web - ViveColombia Tunja Hoy

Resultado de imagen para TUNJA   Resultado de imagen para TUNJA

 Guía Boyaca Web - ViveColombia
Tunja Hoy
Recorrer los espacios de la capital boyacense es caminar a través de una historia que reúne construcciones de tipo hispánico y republicano, y otros escenarios que documentan la presencia de comunidades indígenas en el territorio. Más de 500 años de intercambio cultural han moldeado un panorama arquitectónico caracterizado por edificaciones coloniales y monumentos históricos a lo largo de su geografía.
Sobre un poblado nativo muisca, dominado por el zaque de Hunza, se erigió la ciudad de Tunja, el 6 de agosto de 1539. Su fundador, Gonzalo Suárez Rendón, levantó esta población en medio de bohíos indígenas, que, adornados con águilas y caracoles de oro colgantes, cautivaron a los colonos europeos que pisaban la región.
‘La muy noble y muy leal ciudad de Tunja’, título otorgado a la capital boyacense por el rey de España, ha fortalecido el reconocimiento de la localidad en materia artística y cultural.
La casona de su fundador, los templos, capillas y conventos, se conservan como un testimonio de la arquitectura civil de la Colonia. Así mismo, las pinturas, frescos y retablos, ubicados dentro de las edificaciones, documentan la historia de la localidad y sus pobladores. El estado de preservación
de las construcciones ha hecho de Tunja uno de los destinos preferidos por expertos y aficionados a la arquitectura desplegada en tiempos de la Conquista.
Tunja provee una oferta educativa que incluye universidades, colegios e instituciones reconocidas en el país. En este aspecto, la capital boyacense debe su reputación histórica a la creación del primer
colegio público de Colombia, fundado en 1822 por el prócer de la independencia nacional Francisco de Paula Santander.
Ubicada a 137 km al norte de Bogotá, y con una temperatura que bordea los 14 ºC, Tunja reúne varios sitios de diversión nocturna y espacios de encuentro, que son frecuentados diariamente por
turistas y locales.
Entre los servicios turísticos, la ciudad cuenta con hoteles, restaurantes de comida nacional e internacional, sitios autóctonos donde se ofrecen platos típicos de la gastronomía boyacense, centros comerciales, sucursales bancarias, centro hospitalario y clínicas. Por su ubicación, en el alto Chicamocha, Tunja representa el punto de partida hacia los municipios de la zona centro del departamento.
Generalidades
Tunja
174.979 hab. 14ºC 2.820 m. s. n. m. Latitud 5º 32´ norte y longitud 73º 22´ oeste Plaza de Bolívar, Tunja
Las rutas terrestres constituyen la alternativa principal para acceder a territorio boyacense. La cercanía de Tunja y Bogotá, a 130 km de distancia aproximadamente, y los 1.200 m que componen la extensión de la pista, apta solamente para el aterrizaje de avionetas, son los factores que han hecho del Aeropuerto Gustavo Rojas Pinilla, en la capital boyacense, una alternativa poco frecuente entre los viajeros nacionales. Las operaciones regulares que cumple el terminal aéreo son servicios de carga y transporte de valores.
El recorrido, de 1 hora y 45 minutos, aproximadamente, desde la capital de la República, se cumple a través de una carretera de doble calzada, aspecto que garantiza la seguridad y comodidad de los viajeros.
Hasta territorio boyacense, el trayecto incluye el paso por tres peajes; en el camino de vuelta son sólo dos. La aventura, entre el departamento de Cundinamarca y Tunja, transita por la población de Ventaquemada y, posteriormente, hasta el Puente de Boyacá, referente por excelencia de la historia local y nacional. Bucaramanga, ubicada 290 km al norte de Tunja, y Yopal, 297 km al nororiente, se convierten en los destinos inmediatos desde la capital del departamento.
Cómo movilizarse en Tunja
Los lugareños recomiendan movilizarse a pie para recorrer los senderos peatonales que conectan los escenarios del centro histórico y disfrutar más plácidamente de sus atractivos. Si el turista llega en su
vehículo, la ciudad cuenta con parqueaderos que garantizan, además, la seguridad
y cuidado de su automotor. Buses, busetas y taxis que atraviesan el centro de la capital boyacense complementan la oferta tunjana en movilidad. En Tunja no existen restricciones de pico y placa dentro del área urbana.
Clima
Con una temperatura promedio de 14 ºC, Tunja es considerada una de las capitales más frías del país. “La esquina de la pulmonía”, por ejemplo, en la Plaza de Bolívar, es reconocida entre los lugareños por los vientos que cruzan este punto céntrico de la ciudad. Es es un escenario utilizado por los pobladores para recordar la importancia del abrigo durante su estadía.
Historia
Antes de la llegada de los españoles al altiplano cundiboyacense, en 1537, dos reyes gobernaban el territorio muisca: el zaque, considerado descendiente del Sol, y asentado en Hunza, hoy Tunja,
quien gobernaba la región del norte; y el zipa, descendiente de la Luna, quien gobernaba el sur desde su asentamiento en suelo de Bacatá, hoy Bogotá. Ambos personajes, según la creencia aborigen,
serían amados, respetados y venerados por siempre.

Fuente: Guía Boyaca Web 
VIVECOLOMBIA 

Atlántico Colombia Guía Turística Cómo llegar

Resultado de imagen para barranquilla  Cómo llegar 

Atlántico Colombia
Guía Turística
Cómo llegar
Por vía aérea
El aeropuerto internacional Ernesto Cortissoz de Barranquilla es el único por el cual se puede llegar al departamento del Atlántico desde el interior del país o desde el exterior. Tiene rutas directas y frecuencias diarias con algunas capitales y ciudades de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe.
El aeropuerto dista 11 kilómetros del centro de Barranquilla, por lo que se recomienda al pasajero considerar su tiempo de desplazamiento. El Ernesto Cortissoz es uno de los aeropuertos más modernos del país y tiene capacidad para recibir toda clase de aeronaves.
Por vía terrestre
Para llegar al Atlántico desde cualquier lugar del país, existen dos rutas principales, una desde Bogotá y otra desde Medellín. De la mayoría de las demás capitales existen conexiones directas a esas rutas. La conexión Medellín-Barranquilla puede hacerse de manera directa; pero el trayecto desde Bogotá, por ser más largo, se recomienda dividirlo en dos tramos, uno hasta Aguachica, Cesar, y luego de allí hasta Barranquilla. La Terminal de Transportes está situada en el municipio de Soledad, que se conecta con Barranquilla por la Calle 45 ó Avenida Murillo, la mayor arteria vial de la capital atlanticense. Por esa vía o por aquellas que la entrelazan se puede llegar en cuestión de minutos a cualquier lugar de Barranquilla y el norte del Atlántico o ,en una hora, a los municipios más lejanos.
Red vial regional
El Atlántico cuenta con una buena red vial secundaria que permite el transporte de pasajeros y de carga entre la capital, los otros municipios del departamento y los destinos turísticos locales. La red vial secundaria está compuesta por 571,35 kilómetros de vías. Se destacan la vía Riomar que atraviesa al departamento de oriente a occidente comunicando los municipios de la ribera del río Magdalena con las playas del departamento; y la Carretera del Algodón, prolongación de la Carrera 38 de Barranquilla, que en una longitud de 25 kilómetros, la comunica con los municipios de Tubará, Juan de Acosta y Piojó y empalma con la Paralela al Mar.
La primera ruta es más corta, pues partiendo de la Avenida Circunvalación, se recorren apenas 23 kilómetros, pasando por la zona franca y el relleno sanitario.
La que va paralela al mar, por la carretera que conduce a Cartagena es más larga pero el paisaje resulta más agradable.
Rutas desde Bogotá,
Medellín y Cali
Desde Bogotá
- Ruta: Bogotá-Barranquilla
Vía: Chiquinquirá
Distancia: 959 kilómetros
Peajes: 14
Recorrido: Los Héroes - Bogotá D.C.; La Caro, Zipaquirá, Ubaté, Chiquinquirá, Barbosa, Oiba, San Gil, Bucaramanga. Magdalena Medio San Alberto, Aguachica, Curumaní, Bosconia, Fundación, Ciénaga, Barranquilla.
- Ruta: Bogotá - Barranquilla
Vía: Honda
Distancia: 1009 kilómetros
Peajes: 12
Recorrido: Autopista a Medellín - Bogotá D.C.; Siberia, Villeta, Guaduas, Honda, Dorada, Puerto Salgar, Puerto Araujo, El Vergel, San Alberto, Aguachica, Curumaní, Bosconia, Ciénaga, Barranquilla.
-Ruta: Bogotá - Barranquilla
Vía: Tunja
Distancia: 969 kilómetros
Peajes: 12
Recorrido: Los Héroes – Bogotá D.C.; La Caro, Villa Pinzón, Tunja, Moniquirá, Barbosa, Oiba, San Gil, Bucaramanga. Magdalena Medio, San Alberto, Aguachica, Curumaní, Bosconia, Ciénaga, Barranquilla.
Desde Medellín
Distancia: 666 kilómetros
Peajes: 8

Fuente: Atlántico Colombia
Guía Turística