Vídeos con temas del Blog

Loading...

Boyacá - Guía Turística


Boyacá Guía Turística
Colombia
Los bosques de niebla, entre los 1.500 y 3.000 m. s. n. m., se exhiben como refugio de aves, mamíferos, anfibios, peces y reptiles. Dantas, ranas y lagartijas se cuentan entre los ejemplares fáunicos que acompañan la escena natural.
Boyacá se ha convertido también en núcleo de conservación. Refugios, corredores biológicos, centros de investigación, proyectos de protección y parques naturales se erigen, en la actualidad, como evidencia del potencial biótico local.
El cóndor de los Andes y el oso de anteojos hacen parte de la iniciativa departamental en materia de recuperación.
Para el oso de anteojos, por ejemplo, se adelanta un programa de protección, en el páramo de Mamapacha, localizado en Garagoa; por su parte, el páramo de Siscunsí, en Sogamoso, constituye el epicentro de conservación para el cóndor de los Andes.
El occidente del departamento, en la zona esmeraldera, presenta un “espectáculo” natural para los amantes de las especies exóticas. Morphos, un género de mariposa de color azul, llamativa por las tonalidades que exhibe ante el reflejo de la luz, se ha convertido en atractivo y ejemplo de biodiversidad local
Población
Boyacá cuenta con una población de 1.413.064 habitantes. El 52% de sus pobladores vive en las cabeceras municipales y el resto, en zonas rurales. Del total de la población, el 49,8% son hombres y el 50,2%, mujeres. La esperanza de vida calculada para la población masculina es de 67 años, mientras que para las mujeres es de 73 años.
Clima
Alturas desde los 200 m. s. n. m., en Puerto Boyacá, hasta los 5.330 m. s. n. m., en el pico Ritacuba Blanco, en la sierra nevada de El Cocuy, Güicán o Chita, son evidencia de la diversidad geográfica boyacense y, por ende, de la variedad climática. Así, clima caliente, en las zonas bajas, y la presencia de nieve, en las cumbres montañosas, se cuentan entre los contrastantes escenarios atmosféricos del departamento.
Las poblaciones de Tunja, Paipa, Duitama, Sogamoso, Villa de Leyva y Chiquinquirá, en el centro de Boyacá, se caracterizan por el clima frío; en el oriente, sobre una región en la cual predomina el clima templado, se ubican el Valle de Tenza y las provincias de Neira y Lengupá; las tierras bajas del departamento, en el occidente, presentan las temperaturas más elevadas; y, finalmente, en el norte, se combinan climas templados y fríos durante el ascenso al cañón del río Chicamocha.
Parques naturales
El clima, la geografía y la hidrografía boyacenses han sustentado la reputación del departamento como refugio de vida silvestre y conservación ambiental. La abundancia de recursos y escenarios naturales convierte a esta región centrooriental colombiana en un santuario de biodiversidad, reconocido a escalas local, nacional e internacional. El Parque Nacional Natural El Cocuy, el Parque Nacional Natural de Pisba y el Santuario de Flora y Fauna de Iguaqué hacen parte de las 56 áreas protegidas en Colombia.
El Decreto Ley 2811 de 1974, por el cual se crea el Sistema de Parques Nacionales
Naturales de Colombia, les otorga a dichos escenarios las herramientas legales y administrativos para garantizar la sostenibilidad y el cuidado de las especies.
El páramo de Mapacha, en Garagoa, y su régimen de conservación del oso de anteojos; la ciénaga de Palagua, en Puerto Boyacá, refugio de anfibios, reptiles y aves; y el páramo de Siscunsí, en Sogamoso, sede del programa para la repoblación del cóndor de los Andes, se cuentan también entre las reservas naturales que alberga el territorio boyacense.
Boyacá, se cuentan entre los grupos indígenas asentados históricamente sobre tierras boyacenses.
Fuente: Boyacá Guía Turística

Colombia