Vídeos con temas del Blog

Loading...

Cundinamarca – Guía Turística –Colombia Deportes y aventura

  

Cundinamarca – Guía Turística –Colombia
Deportes y aventura
Varios municipios del departamento ofrecen las condiciones propicias para la práctica de deportes extremos y experiencias cargadas de adrenalina. Diversas prácticas, como el rafting, rappel, kayak, ciclotravesías, parapente, motocross, escalada en roca, espeleología, paracaidismo, vela y torrentismo (descenso de una peña con arnés, en medio de un torrente de agua o cascada) son algunos de los más destacados.
Nimaima, Suesca, Utica, Vileta, la Calera, Guatavita y Sopó son los municipios donde se pueden practicar estos deportes.
Para una práctica guiada, existen diversos operadores turísticos que ofrecen dichas actividades con altos estándares de seguridad, con el fin de que sea una experiencia inolvidable.
Parques naturales
Los amantes de la naturaleza encuentran en los parques naturales un destino ideal para contemplar y disfrutar de cientos de kilómetros de áreas verdes. Son reservas que cuentan con gran riqueza de fauna y flora, y diversidad animal. También, ofrecen grandes fuentes hídricas para el departamento. Algunos de éstos marcan importantes momentos de la historia, ya que fueron epicentro de leyendas y ritos sagrados en la prehistoria. Entre los más destacados se encuentran la Reserva Forestal Protectora Productora Laguna del Cacique Guatavita, Parque Forestal Embalse del Neusa, Parque Nacional Natural Chingaza, Parque Natural Sumapaz, Parque Embalse del Sisga, Parque Arqueológico Piedras del Tunjo, Parque Puente Sopó, Parque Natural Chicaque y Embalse de Tominé.
Rafting en Nimaima
Acuaturismo
Son abundantes los cuerpos de agua de los que dispone el departamento para la práctica del acuaturismo en todas sus modalidades: velero, esquí náutico, kayak, regatas, pesca deportiva, paseo en lancha por espejos de agua, en las lagunas de Fúquene, Cucunubá, Suesca, el Coco, Ubaque; y en los embalses de Tominé, el Hato, San Rafael, Neusa, Sisga, Chingaza, la Regadera y el Guavio.
Aguas termales
Tierras ricas en fuentes de aguas minerales que surgen del suelo a diferentes temperaturas: hipotérmicas, mesotérmicas, hipertérmicas y con una riqueza fisicoquímica para múltiples usos. Son muy conocidas y frecuentadas por sus poderes curativos y tratamiento para aliviar enfermedades.
Se destacan los nacimientos de Agua de Dios, Anapoima, Chipaque, Choachi, Cota, Gachetá, Machetá, Tabio, Tenjo, Tibirita, Nimaima, Suesca, Pandi, Guasca, La Calera, Nemocón, Chocontá, Puente Quetame, Paratebueno.
Maravillas de Colombia
Orgullo del país son dos atractivos admirados por los extranjeros: la Catedral de Sal de Zipaquirá y la Mina de Sal de Nemocón. La Catedral es un atractivo religioso construido en el corazón de una mina de sal subterránea, único en el mundo y patrimonio cultural. La obra es considerada una de las más importantes para la arquitectura y la ingeniería colombianas.
La Mina de Sal de Nemocón nos deja ver bajo tierra los espejos de salmuera, las estalactitas y estalagmitas, y cuenta con un museo arqueológico con piezas únicas en el mundo.
Arte rupestre
Cundinamarca fue territorio de los muiscas y de los panches. Los primeros eran gobernados por el zipa antes de la llegada de los españoles. Posee un patrimonio de arte rupestre, donde se encuentran huellas de los primeros habitantes de Cundinamarca, a través de petroglifos y jeroglíficos, que son representaciones gráficas grabadas o pintadas en piedra.
Estos hallazgos se ubican en Cajicá, Cachipay, Chía, El Colegio, Facatativá, Madrid, Nemocón, Sasaima, San Antonio del Tequendama, Soacha, Zipaquirá, Suesca, Sutatausa, Sibaté, Tibacuy, Machetá, San Francisco, Une, Nilo y La Mesa.
A lo largo y ancho del territorio se encuentran áreas húmedas, en las que es posible disfrutar de ríos, lagunas y humedales, que embellecen los paisajes de cada municipio.
Cundinamarca cuenta con dos parques nacionales naturales: Chingaza y Sumapaz, refugio de gran número de especies de fauna y flora. Ambos presentan ecosistemas de páramo, pero el primero presenta un ecosistema de selva andina y subandina, y el segundo tiene representada la zona andina, donde hay franjas de vegetación de bosque altoandino y bosque andino. En el caso de estas dos áreas protegidas se encuentran especies como el venado y la danta de páramo. Y flora como el musgo de pantano y los frailejones
Fuente: Cundinamarca - Guía Turística – Colombia

Vive Colombia