Vídeos con temas del Blog

Loading...

Distrito páramos de Miraflores Complejo Miraflores


   

Distrito páramos de Miraflores
Complejo Miraflores

Generalidades
El complejo de páramos de Miraflores se ubica en el extremo sur de la cordillera Oriental, en un rango altitudinal entre 3.300 y 3.470 metros, y en los departamentos de Huila y Caquetá. Con una extensión de 2.903 hectáreas (ha), su importancia radica en ser origen de algunos cursos de agua como río Blanco, quebrada San Antonio, El Toro y El Pescado. Además, presenta cercanía a las veredas El Bosque, El Reflejo, San Antonio, San José, San Pablo, Ventanas, La Pradera, El Batán, El Cidral, El Líbano, El Vergel, La Cañada, Las Mercedes, Los Sauces y Villa Rica (Porras-R. y Téllez, 2006).
El complejo se encuentra en territorio de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Sur de la Amazonia (Corpoamazonia, 20,8%) y la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM, 79,2%). Esta última, en vista de la importancia ecosistémica
del complejo, ha promovido la declaración de esta zona como parque regional, ya que el cerro páramo de Miraflores es considerado un ecosistema estratégico y reserva hidrológica (CAM e Ingenieros y Biólogos Ltda. -IB-, 2006).
Aspectos ecológicos
Características ecosistémicas
Por su ubicación, se considera al complejo dentro de la provincia norandina, en especial en el distrito selva andina Caquetá-Huila (Hernández Camacho et al., 1992). Porras-R. y Téllez (2006) señalan para el área de páramo de Miraflores los ecosistemas de subpáramo y de bosque altoandino, principalmente.
El IAvH (2006) identifica en la zona seis ecosistemas naturales, los cuales están representados por páramos (60%) y áreas boscosas (40%) que se desarrollan en una geoforma de montaña fluviogravitacional y con climas de muy húmedo a pluvial (Tabla 2).
Características físicas
Se considera que el complejo de Miraflores presenta un clima muy frío y muy húmedo, con temperaturas promedias entre 7 y 12 ºC y precipitaciones anuales mayores a 2.000 mm (CAM e IB, 2006 y Porras-R. y Téllez, 2006). El régimen de precipitación se considera monomodal y la evapotranspiración es baja, sin ningún nivel de deficiencia
de agua.
El complejo presenta rocas metamórficas pertenecientes al grupo migmatitas de Florencia, compuesto por granudolitas máficas, gneis y anfibolitas.
El relieve es principalmente montañoso, de origen fluviogravitacional, con tipos de relieve dominados por filas y vigas y pocas geoformas glaciáricas. Las pendientes son pronunciadas con gradientes superiores al 50%. Los suelos son poco desarrollados, superficiales, bien drenados y arcillosos; la fertilidad es baja y dominan las bases de
hierro (CAM e IB, 2006 y Porras-R. y Téllez, 2006).
La clase dominante de suelo es Udorthents.
La CAM e IB (2006) señalan que “la región posee la mayor oferta hídrica, pero también
la menor demanda por unidad de superficie en el Huila, tiene la capacidad de generar importantes excedentes de agua que exporta a otras regiones” (CAM e IB, 2006).
Su importancia hidrográfica se debe a que abarca las cabeceras de cinco zonas hidrográficas de las áreas del Magdalena-Cauca y Amazonas (Tabla 3, Ideam, 2006). De tal forma se distinguen como cursos hídricos para el Magdalena el río Loro, quebrada El Majo, Honda y La Guandinosa, y hacia el área del Amazonas las quebradas Anayá y Nepal, tributarias del río Guayas (Porras-R. y Téllez, 2006)
Características bióticas
-Flora
Debido a su importancia en cuanto a la cobertura se reconocen algunas especies como
Gaiandendron punctatum y Tibouchina grossa, además de elementos de los géneros Weinmannia, llex, Espeletia, Vaccinium y Miconia (Porras-R. y Téllez, 2006). Por otra parte, CAM e IB (2006) consideran los siguientes tipos de vegetación para el cerro de Miraflores: bosque natural, bosque secundario, rastrojo, matorral de páramo, pajonales
y bosque achaparrado. Por su parte, Rangel-Ch. (2000) registra para este páramo Diplostephium fernandez-alonsoi, Gynoxys littlei, Ficus insipida, Prescottia stachyodes y Aulonemia trianae.
-Fauna
CAM e IB (2006) señalan la presencia del periquito de los nevados (Bolborhynchus ferrugineifrons), especie considerada endémica. Lo anterior se presenta como un nuevo reporte en el Huila, y además se observan, entre los 3.000 y 3.200 msnm, mariposas como Dione glycera, Hypanartia dione, Hypanartia lindingii, Idioneurula erebioides,
Pedaliodes empusa y Steremnia selva.
Fuente: www.paramo.org