Boyacá - Guía Turística - Colombia

  

Boyacá - Guía Turística -  Colombia
Bienvenidos a Boyacá
Boyacá es territorio de historia y tradición. Allí se reconoce la esencia de gente trabajadora que conserva su cultura y respeta el legado de sus ancestros.
Desde las montañas y páramos de la cordillera se escurren las aguas que alimentan los ríos y quebradas del departamento. En Boyacá se combinan la naturaleza, la cultura y la historia, para acoger con cordialidad a los viajeros.
En esta zona centrooriental colombiana se exhiben los paisajes verdes que pintan los valles, bosques y serranías; en contraste, las tierras desérticas de Villa de Leyva, Ráquira y sus alrededores despliegan un escenario de misterios prehistóricos y relatos anecdóticos. En el desierto de la Candelaria, por ejemplo, aseguran los investigadores, existía un mar interior del que se han encontrado rastros. La riqueza faunística, de la cual dan testimonio los vestigios hallados en el lugar, sustentan la diversidad de espacios e historias que envuelven el territorio.
Boyacá también es tierra de aborígenes.
Comunidades indígenas establecidas en la región antes de la Conquista se convirtieron en 123 municipios que hoy configuran el mapa local. De allí se derivan, entre otros aspectos, los nombres de las localidades departamentales. Pinturas rupestres, centros ceremoniales y lugares sagrados se cuentan entre los escenarios que testifican el pasado local.
La conservación de la arquitectura es otro de sus grandes atractivos. Las edificaciones, en su mayoría coloniales, enmarcan el recorrido por suelo boyacense. Iglesias, conventos, templos doctrineros y casonas, algunas convertidas en hoteles y museos, se exhiben intactas, con la delicadeza y la perfección de los detalles de su construcción.
Las características geográficas favorecen la diversidad climática. Zonas templadas, frías y calurosas están presentes a lo largo y ancho de Boyacá. Paisajes, gastronomía y artesanías propios de cada localidad se mezclan en un recorrido en el que siempre están presentes la ecología, la historia y la tradición.
El componente natural boyacense se expone, también, como elemento constitutivo de su esencia. El roble, árbol insignia del departamento; el cóndor de los Andes y el oso de anteojos, especies protegidas en las reservas naturales; y el lago de Tota, considerado área importante para la conservación de aves (AICA), constituyen los elementos que extienden una invitación adicional para los admiradores y respetuosos de la vida silvestre.
La extensión del departamento y la cantidad de atractivos han obligado, a su vez, el diseño de anillos y circuitos turísticos, para integrar los municipios cercanos.
Climas, culturas y tradiciones culinarias son algunos de los aspectos infaltables en la aventura por tierras boyacenses.
La oferta incluye, además, restaurantes, hosterías, hoteles y posadas locales.
Boyacá
Paraje en las afueras de Toca
El Departamento de Boyacá, ubicado en la zona centrooriental del país, fue el escenario de las batallas de Gameza, Pantano de Vargas y Puente de Boyacá, confrontaciones militares que dictaron la consolidación de la libertad nacional. El anecdotario local cita constantemente las palabras de Simón Bolívar, el más ilustre de los héroes independentistas: “si Caracas me dio la vida, Boyacá me dio la gloria”.
La biodiversidad y la presencia de escenarios naturales a lo largo y ancho del territorio boyacense configuran un panorama ideal para los amantes del turismo ecológico y el cuidado ambiental.
La zona cálida occidental, con muchos atractivos naturales; el clima templado del norte, lugar desde donde se observa el río Chicamocha; y los picos nevados, entre los que se destacan la sierra nevada de El Cocuy, Güicán o Chita, son ejemplos de la riqueza geográfica y de los recursos hídricos que caracterizan al departamento.
Boyacá presenta varios atractivos religiosos en municipios que gozan de una amplia tradición. Iglesias, conventos y monasterios son frecuentados diariamente por cientos de visitantes.
Las costumbres ancestrales que mantienen sus pobladores se reflejan en varios aspectos de interés turístico: la gastronomía, basada en productos de naturaleza agrícola, como la arepa, los panes y las sopas, y otros de origen animal, como los quesos y caldos de carne; las artesanías, como la cestería del Valle de Tenza o el municipio de Guacamayas, al norte del departamento; la cerámica artesanal, en Ráquira; y la industria de lana de oveja en el municipio de Nobsa, donde se fabrican las ruanas típicas de la indumentaria boyacense.
Boyacá posee una red de carreteras que conecta a la capital y a la mayoría de sus 123 municipios con Bogotá; además, cuenta con una malla vial que permite la comunicación de sus provincias con departamentos vecinos, como Arauca, Antioquia, Caldas, Casanare, Cundinamarca, Meta, Santander, Norte de Santander y también con la República Bolivariana de Venezuela.
Fuente: Boyacá
Guía Turística
Colombia
1 Ministerio de Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Departamento Nacional de
Planeación e Instituto Alexander von Humboldt. Política Nacional de Biodiversidad.
2 Departamento Nacional de Planeación, 2010.

3 Portal oficial de turismo de Colombia: www.colombia.travel., consultada septiembre 8 de 2010.

Entradas populares de este blog

Región Costa Pacífica Colombiana - El Pango o Pangora