Cultura Calima


  

Cultura Calima
Los Calimas tenían el hábito de preparar y consumir las arepas. Según el Folleto “Cerámica Precolombina”y el Sinic,se distinguen dos periodos:
* 1. Cazadores y recolectores:
La etapa inicial y más primitiva tiene una duración de 6 mil años.
* 2. Sociedades agro-alfareras:
Que es divida para efectos de estudio en tres: llama, yotoco y sonso
Varios fueron los grupos indígenas que habitaron una amplia llanura entre los ríos San Juna, Dagua y Calima.
Los hallazgos de cerámicas y adornos orfebres aparecieron a lo largo de toda esta región y muestran una extraordinaria belleza.
La cerámica representaba dos fases denominadas: Yotoco, caracterizada por un mejor acabado pulido y brillante, pinturas policromadas y diseños geométricos, con engobe bicromo, rojo y crema; ejemplo de ella son las alcarrazas de doble vertedera con representaciones zoomorfas y antropomorfas, figuras moldeadas, platos, cuencos y vasos altos y angostos.
La otra fase, denominada Sonso, representada por vasijas de tres asas, colocadas dos en los hombros y una en el cuerpo con boca anular, conocidas con el nombre de canasteros y usadas para el transporte de líquidos y de la chicha, bebida común entre ellos.
La mayor parte del material arqueológico que se conoce del estilo Calima ha sido obtenido en sus tumbas.
Durante el primer milenio de la era de Cristo, en el sur del actual territorio colombiano, florecieron varias culturas: la enigmática San Agustín, cuyas asombrosas estatuas pueden admirarse aún hoy, en el departamento del Huila; Tumaco, en la costa pacífica; Tierradentro, con sus misteriosos hipogeos; Quimbaya, en el actual departamento de Risaralda, que alcanzó la excelencia en la orfebrería; Malagana, algunas de cuyas tumbas fueron estudiadas recientemente, cerca de la ciudad de Palmira (departamento del Valle del Cauca); Tolima y Calima, culturas ancestrales de cuyo nombre deriva el de un departamento (Tolima, capital Ibagué)
La zona donde se desarrolló la cultura Calima queda al occidente del departamento del Valle del Cauca, en la cordillera, en los alrededores del lago llamado precisamente Calima. Se piensa que grupos de nativos denominados Llama se establecieron a partir del 500 a.C. en el territorio al oeste del río Cauca, y que se reunieron en una especie de confederación de tribus. La cultura Calima alcanzó su máximo esplendor durante el séptimo siglo de la era cristiana, en un período llamado Yotoco.
Luego, por causas no esclarecidas, comenzó a declinar lentamente. Según algunos investigadores, una invasión de belicosos pueblos Caribe provenientes de la Amazonía fue lo que ocasionó el fin del reino de los Calima en el Valle del Cauca. Los pueblos siguientes, llamados Sonso, que eran probablemente los descendientes de la unión entre Calimas y Caribes, tuvieron que enfrentarse con las tropas del conquistador Sebastián de Belalcázar, quien obtuvo fácilmente la victoria, ya que contaba con espadas de hierro, caballos y arcabuces.
El nombre Llama deriva del lugar, situado cerca al Río Tambor, donde en la segunda mitad del siglo pasado se hicieron profundos estudios arqueológicos, gracias a los cuales se encontró muchísima cerámica con datación del I milenio a.C. y adornos de oro. Ninguno sabe cuál fue el origen de los Calima ni qué lengua hablaban, pero probablemente eran descendientes de pueblos meso-americanos que se habían establecido en el Valle del Cauca, puesto que ya hacía tiempo que habían pasado del nomadismo al sedentarismo, viviendo de la agricultura.
En la zona de Llama se descubrieron embriones de pueblos, restos de aproximadamente cuarenta casas y algunos cementerios. Se cultivaba sobre todo maíz, pero también mandioca, fríjoles y patatas.
La característica destacada de la protocultura Calima es el surrealismo que se observa, por ejemplo, en las creaciones de cerámica.
En efecto, muchas de ellas, que fueron decoradas con sutiles incisiones y finas esculturas, no son fieles copias de la realidad, sino más bien deformaciones grotescas que querían resaltar particulares detalles del cuerpo, como el rostro o las extremidades. En algunas vasijas se tallaron las figuras de varios animales, como por ejemplo el ave (símbolo del cielo), el felino (fuerza, precisión, determinación) y la serpiente (inframundo).
Sin embargo, no faltan tampoco los símbolos característicos de otras culturas, como por ejemplo el murciélago (símbolo de la oscuridad y de la magia), el sapo y la tortuga (que representan respectivamente la fertilidad y la longevidad).
Durante el período arcaico de los Calima, se utilizaban antiguos senderos, hoy abandonados o completamente perdidos, para conectar el Valle del Cauca con otros valles donde se practicaba el comercio. El transporte de mercancías lo efectuaban los llamados canasteros, o bien, individuos que cargaban grandes sacos sostenidos por una cuerda sujetada a la frente.
Fuente: Cuadernillo del Diseño
Precolombino calima (cultura calima)
Catalina Morales Rojas
Taller 5 Centro de Diseño
VII A Diseño Gráfico

Entradas populares de este blog

Región Costa Pacífica Colombiana - El Pango o Pangora