Vídeos con temas del Blog

Loading...

Distrito páramos de Boyacá Complejo Guantiva - La Rusia


  

Distrito páramos de Boyacá
Complejo Guantiva - La Rusia
Generalidades
El complejo de páramos Guantiva – La Rusia se ubica en el flanco occidental de la cordillera Oriental entre los 3.100 y 4.280 metros sobre el nivel del mar (msnm). Forma parte de un corredor extenso de páramos y bosques andinos conocidos como el corredor Guantiva – La Rusia, que se extiende en dirección nororiente desde el Santuario de
Fauna y Flora (SFF) de Iguaque (Villa de Leyva, Boyacá) hasta las estribaciones
del cañón del río Chicamocha (Onzaga, Santander). El SFF Guanentá Alto del Río Fonce también hace parte de este complejo.
Guantiva – La Rusia se encuentra en parte de los departamentos de Boyacá y Santander, incluye los páramos de Cruz Colorada, Güina, Pan de Azúcar, Carnicerías y Guata (Rangel-Ch.
2000, Fundación Natura, s. f.) y ocupa un área de 100.262 hectáreas (ha), representada principalmente en los municipios de Encino, Onzaga y Coromoro en el departamento de Santander (Tabla 1).
El complejo se encuentra en el territorio de las corporaciones autónomas regionales de Boyacá (Corpoboyacá, 59,6%) y de Santander (CAS, 40,4%). Es considerado como un área prioritaria para la conservación (Armenteras et al., 2003 y Fundación Natura, s. f.), debido a que los relictos que lo conforman constituyen hábitats reconocidos para muchas especies, entre ellas los robles (Quercus humboldtii y Colombobalanus excelsa) asociados al complejo (Rodríguez et al., 2005). Adicionalmente Cuatrecasas (1958) reconoció la importancia de los sistemas de páramos de la cordillera Oriental
como áreas de especiación de frailejones.
Aspectos ecológicos
Características ecosistémicas
Para el año 2000, el complejo de páramos de Guantiva – La Rusia poseía un 70,42% de su superficie en ecosistemas naturales (IAvH, 2006), donde predominaban los páramos muy húmedos con el 40,41% (Tabla 2). Los ecosistemas naturales de páramo están concentrados en seis sectores, de los cuales los correspondientes a los municipios de
Paipa, Duitama y Beteitiva están muy fragmentados e intervenidos. Sobre las partes altas de los municipios de Belén, Encino y Susacón se presentan los fragmentos de mayor extensión como una franja continua de páramos y bosques, que sólo se ve
interrumpida en los límites entre Tutaza y Onzaga, donde dominan coberturas antrópicas. El principal tipo de intervención de origen humano se asocia a
pastos y cultivos.
Características físicas
El comportamiento climático del complejo está influenciado por la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT) y el movimiento de las corrientes de vientos locales. El sector ubicado en el departamento de Santander presenta un régimen húmedo, producto de lluvias orogénicas ocasionadas por la humedad proveniente del valle del Magdalena. Por el contrario, el sector correspondiente al departamento de Boyacá es menos húmedo, ya que está sometido a un efecto de sombra sin influencia del valle
del Magdalena (Oikos y CAS, 2003). El régimen de lluvias es bimodal, con un pico máximo de precipitación entre abril y mayo y octubre y noviembre, y con un promedio multianual de 1.950 mm para el sector del SFF Guanentá Alto del río Fonce.
Geológicamente la zona está asociada al complejo ígneo-metamórfico del macizo de Santander, con formas de origen glaciar y estructural representadas por montañas con crestas agudas y pendientes empinadas de moderada a severamente
disectadas. Predominan los relieves escarpados constituidos por filas, cimas y crestones, cerros escapados de laderas largas y profundas con pendientes mayores al 75% en las partes más empinadas, y afloramientos rocosos en alturas superiores a los 3.400 msnm. En alturas entre 2.900 y 3.400 msnm se desarrollan paisajes de filas, vigas, espinazos y
laderas, fuertemente quebrados a muy escarpados con pendientes que oscilan entre el 25 y 75%. Un rasgo característico es la presencia de lagunas formadas por depósitos de morrenas (Fundación Natura, s. f. y Oikos y CAS, 2003).
Los suelos son poco desarrollados, generalmente Entisoles e Inceptisoles, con un horizonte A/ C o con un horizonte B incipiente; se caracterizan por ser ácidos, de fertilidad baja y con acumulación de materia orgánica en el horizonte superficial (Oikos
y CAS, 2003).
Es indiscutible la importancia del complejo desde el punto de vista hidrológico, no sólo por el nacimiento de muchas quebradas sino por la presencia de lagunas de origen glaciar como Brava, Salitre, El Boquerón, de Moreno, El Santuario, PoxoBravo, de Barosas, Negra, Cazadero, Redonda y El Alcohol. Éstas, a su vez, dan origen a la amplia red hidrológica de la región (Fundación Natura, s. f.).
Fuente: www.paramo.org